Tuesday, February 06, 2007

lyrics.

Esa melodía resonaba en sus oídos, no podía quitársela de la cabeza. Pasó un coche rápido a su lado, de refilón se oyó los últimos compases de Jacqueline de Franz Ferdinand; eso la llevó a recordar este concierto, esa noche con Pablo, las luces, el alcohol, las drogas y las lucecitas de colores,…Porque no puede ser ahora todo así de fantástico. Pablo ha desaparecido de su vida, se ha ido lejos, con otra vida, otro trabajo y otra chica. Quien sabe como le irá todo, hace tanto que no sabe nada de él, la última vez que le llamó le contestó el móvil una vocecita de niña. ¿Se habrá cambiado de móvil, será una sobrinita? No tuvo valor para descubrirlo y colgó. Pensó en mandarle una carta, pero a qué dirección, un mail, pero qué le diría. Entonces pensó que mejor era empezar a olvidarlo, en el fondo tampoco le quería tanto, ¿o sí? Descubrió que sí, que sí le quería con locura, la pena amarga no abandonó su estómago en los siguientes meses, las canciones de Calamaro la acompañaban en el cd día y noche, síntoma inequívoco del amor perdido. Lloraba Calamaro en “Te quiero…igual” y lloraba ella, se partía por dentro…



Porque hay una canción para cada momento y cada momento tiene su canción.

5 comments:

Hôichi said...

Estoy de acuerdo, cada momento tiene su banda sonora.Pero siempre hay que recomemzar

eskaks said...

Si, jo ara mateix estic sentint: Midnight Oil - Beds Are Burning, incredible!!!!


esquitxo!

stel said...

ei, m'has tocat la fibra saps?! això ho podia haver escrit jo fa uns mesos........
m'has fet recordar concerts de franz ferdinand i tardes de calamaro a casa pensant "i sí...".

Pero saps què? en el meu cas ara hi ha algú que m'ha fet veure els franz ferdinand d'una altra manera :)
petonets!!!
^^

Anonymous said...

estoy muy convencido de todo esto, cada momento, por hondo o radiante que sea tiene su melodia, su instante de karma musical...
y si es Andrelo, mejor todavia no?
saludos1

Jorge said...

Podría haberlo escrito Proust...

Me encanta que escribas en castellano, ¿sabes? Enhorabuena por el blog.